Solo eso.

Abre los ojos con pereza, piensa en las cosas para hacer durante el día y una sonrisa se le dibuja en la cara. Rápido salta de la cama como si no hubiera un motivo por el que perder el tiempo. Tiene un encuentro del cual disfruta al máximo, prepara su ropa, bolsa de aseo, linimentos, zapatillas y con un vaso de leche o según el día, un café expreso o zumo de frutas en el cuerpo sale en busca del lugar donde reunirse con los suyos. Se presenta un día largo y ajetreado de amigos, deporte, risas y sensaciones.

Todos entre bromas y saludos se reúnen en torno a un solo tema, deporte… es igual el que practiques, los gestos y maneras de cada uno hace que veas como va a ir transcurriendo el día. Unos llegan bostezando, otros dispuestos, algún que otro preguntando a qué hora comienza la competición, distraídos, como ausentes pero todos a una.

Sentimientos de equipo, unidad, objetivos, valores que te inculca la competición comienzan a florecer junto a ese maravilloso cosquilleo interior que hace que la endorfina suba al máximo.

Entre pitos y flautas transcurre la competición, enfados, risas, esfuerzos, tensiones, roces, saludos, bromas, picaresca… y mucha guasa. Al final unos alegres y otros menos y con el cuerpo exhausto, la mente relajada y falta de oxígeno… casi apunto de desfallecer caminan hacia una ducha reconfortante para hacer que la mañana vaya fluyendo sin itinerario dispuesto y con el camino a seguir muy claro, una cerveza helada o un refresco acompañado de algún que otro bocadillo o tostada contundente de esas que hace que necesites una siesta para su digestión.

La comunicación ha cambiado, repasamos lo ocurrido en el transcurso de la competición y empiezan los chistes entre unos y otros, los comentarios jocosos y la cizaña la cual hace que algunos cambien la conversación de modo expedito, no les interesa.

– ¿Qué tal? ¿Cómo ha ido la semana? ¿alguna novedad? ¿Cómo se encuentra la familia?

Trivialidad absoluta, y el resto, que no son ajenos a lo ocurrido, continúan con el diálogo fluido de una reunión de amigos/as que cada semana se reúnen en torno a la amistad de años.

Tras horas de tertulia cada uno/a camina para continuar con sus vidas cotidianas y otro/as continúan con la motivación que les despertó. Es un día de liga y tenemos que ir a ver a nuestro equipo, profesional o no, con los cuales compartimos colores, banderas, escudos y sentimientos.

Unos tentempiés para ir haciendo cuerpo y todo vuelve a reproducirse pero a otro nivel. Caminos repletos de aficionados hacen que todo fluya hacia el mismo objetivo.

…continuará

Foto de Personas creado por jcomp – www.freepik.es